PUBLICIDAD

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye 2019

Escrito por: Ernesto Roy Ocotla (@roybild)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Por si no fuera suficiente, Dodge lleva al motor Hellcat a niveles insospechados, ahora con la versión RedEye del Challenger, la más potente de la historia.

Si, tal vez no sea tan potente como la “infame” versión Demon de 840 caballos de fuerza que fue diseñado para arrasar las pistas de arrancones. Pero el nacimiento de la variante RedEye en el Challenger tiene otro propósito: ser el musculoso americano más potente en la historia con capacidad de rodar en ciudad.

Eso si, ambos modelos (el Demon y el RedEye) tienen cosas en común, como que el segundo tiene un motor desarrollado a partir del primero. Es decir, que el V8 de 6.2 litros sobrealimentado ha recibido cambios en diferentes elementos para no sólo ofrecer una potencia imponente, pero también mejorar un desempeño a la altura de lo que podría hacerse en una pista.

Así, tenemos que los ingenieros en Auburn Hills han trabajado lo mecánico para llegar hasta los 797 HP y 707 lb-pie de torque. ¿Cómo lo consiguieron? Montando un supercargador de 2.7 litros, aumentando la presión de 11.6 psi a 14.5 y estableciendo un límite de revoluciones más alto, de 6,500 rpm.

PUBLICIDAD

Adicionalmente, habrá que considerar que con el aumento de las capacidades debajo del cofre, también hay una gran necesidad de llevar aire en grandes cantidades para que todo “respire” como se debe. Para ello, el trabajo aerodinámico ha sido mejorado con un nuevo cofre que cuenta con doble toma de aire, luces delanteras con centro “hueco” que direccionan el aire que pega en la parrilla directo hacia el motor y también algunas más cerca de los pasos de rueda, para refrigerar los rines.

Directamente del Demon llega el sistema Torque Reserve, que es el modo de lanzamiento que aumenta hasta en 55% el torque puesto en el piso. Se puede, además, cambiar la relación de cambio para mejorar la transmisión de poder al piso y con ello ser muy rapido en el cuarto de milla y hasta llegar a los 326 km/h que se anuncian como límite.

A esto habrá que sumar que elementos como suspensión adaptativa, frenos Brembo de seis pistones adelante, dirección eléctrica, asistencia en el arranque deportivo, el sistema Torque Reserve y el Launch Control vendrán de serie.

Con la llegada de esta versión, también se anunciaros dos versiones extra para el Challenger: la versión de carrera entre vías aumentada, denominada “Widebody”, dispnible en version Hellcat y Hellcat Red Eye y el R/T Scat Pack con llantas y rines especiales.

 

Prueba con el Dodge Challenger T/A

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD