PUBLICIDAD

Por fin conocemos la nueva Q8 de Audi

Escrito por: Ernesto Roy Ocotla (@roybild)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Más corta y baja, aunque más ancha que la Q7, éste es el futuro de las SUV para la marca de los cuatro aros.

Apenas nos soltaba a cuenta gotas detalles en forma de bocetos de diseño o mediante una serie que nos tuvo en vela durante algunas jornadas, pero el tiempo ha llegado para que Audi devele por fin el estado final de la nueva Q8, quien ha sido llamada como la materialización de lo que viene para Audi en el tema de las utilitarias familiares.

PUBLICIDAD

Lo primero que habrá que tratar es que la hermana mayor de la Q7 se presentará para el tercer cuarto de 2018. Mide cinco metros de largo, dos de ancho y 1.7 de alto, siendo más corta y menos alta que el modelo antes referenciado, aunque si más ancha. La distancia entre ejes es de tres metros, lo que nos habla de una arquitectura que prioriza el espacio interior y sobre todo en la segunda fila de asientos.

En el exterior lo primero que se nota es una parrilla que domina el frente con una forma octagonal que acentúa los cambios de tonalidad entre la superficie lumínica de los faros y los contrastes en la parte baja de los mismos. Se notan sendas entradas de aire acompañando los costados del recurso principal en el frente.

En la parte trasera puede observarse un pilar D elegantemente tratado, que ayuda a acentuar el grupo óptico de funcionamiento LED. En todas direcciones, el dramatismo se nota con rines de 22 pulgadas que acentúan el paso de rueda que ha sido remarcado como elemento de diseño que da pie a la existencia de prestaciones todo terreno.

El interior resulta congruente con la evolución propia de la Q8 al mantener, si, elementos de diseño que en apariencia remiten a los visto en las últimas aplicaciones de la alemana. El progreso viene de una menor presencia de botonería física y si de paneles dos paneles táctiles donde se podrá gestionar todo detalle acerca de la climatización, ajuste de funciones, infotenimiento, navegación y conectividad.

 

EN LO MECÁNICO

Fuera de los elementos visuales, encontraremos que el planteamiento de la Q8 tiene como principio vital la existencia del sistema de tracción Quattro que asegurará la versatilidad de uso en la Q8 para prácticamente todo terreno, sin llegar a la inclemencia o extremo pero siempre sorprendente para sus dimensiones y enfoque. Para ello, se basa en un diferencial central mecánico que gestionara el par, teniendo como un estandar 40% en el eje delantero, 60% en el trasero. La suspensión de rigidez y altura adaptativos será estándar para la más grande SUV de Audi, al tiempo que la dirección ha sido puesta a punto para ofrecer gran precisión. De manera opcional se podrá optar por un sistema de dirección en las cuatro ruedas.

No te pierdas: Prueba con el Audi Q2 S Line Quattro 

Si bien en el planteamiento de tren motor aún no se ha confirmado los bloques que estarán disponibles serán casi de manera segura de naturaleza TDI y TFSI, al tiempo que se menciona la asistencia de un sistema híbrido de 48 volts que tendrá una capacidad de recuperación de carga de hasta 12 kW durante frenadas y cuya función principal será la de mover a la Q8 cuando se transite a una velocidad crucero continúa de más de 22 km/h.

Te dejamos una galería con todos los detalles de la nueva Audi Q8.

 

 

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD