Noticias Lanzamientos
Estás leyendo:
Lanzamientos KIA Forte GT Sedán: presentación y contacto en pista
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Lanzamientos

KIA Forte GT Sedán: presentación y contacto en pista

A pocas semanas de haber conocido la variante GT del Forte Hatchback, KIA hace oficial la llegada de esta preparación deportiva pero en carrocería sedán. […]
KIA Forte GT Sedán: presentación y contacto en pista

A pocas semanas de haber conocido la variante GT del Forte Hatchback, KIA hace oficial la llegada de esta preparación deportiva pero en carrocería sedán. Para poder convivir con este nuevo modelo, se preparó un evento muy completo. La primer parte del día partiríamos del circuito de Amozoc, nuestra “base”, rumbo a una ruta carretera de más de 3 horas, para después regresar al circuito y hacer una dinámica que permitiría exprimir a fondo al nuevo producto de la marca coreana. El aderezo vendría también de tener disponibles otras unidades de la familia GT de KIA, como el Forte deportivo pero carrocería hatchback y por qué no, el Stinger V6 3.3 bi-turbo, de 365 caballos de fuerza.

Detalles generales del Forte GT Sedán

Parte trascendental de esta nueva versión tiene que ver con la oferta de un producto que pretende mayor deportividad y también una diferenciación frente a las variantes más aterrizadas del hecho en México. Así, encontraremos que detalles estéticos en prácticamente todos los frentes confirman el aumento de capacidades. Lo que se puede traducir en una fascia específica, faldones laterales, escapes de doble punta y rines especiales para esta versión. Estos son de 17 pulgadas y se montan llantas Kumho de medidas 225/45 que más adelante habrá que recordar pues tienen un peso importante en la evaluación dinámica.

Kia Forte GT Sedán detalle de rin

El motor es un 1.6 litros, turbocargado, que ofrece 201 caballos de fuerza y 195 lb-pie de torque. La tracción es delantera y la transmisión una automática de doble embrague y siete velocidades bautizada por KIA como DCT. La opción manual se mantendrá solamente para la variante hatchback.

Manejo en carretera

Para iniciar la jornada con el KIA Forte GT Sedán, se dispuso de una ruta en carretera, acompañados por los otros miembros de la familia GT. En los primeros kilómetros se vuelve evidente que el 1.6 turbo empuja con fuerza. Una de las principales características es que se vuelve evidente un motor elástico y enérgico. Las recuperaciones y aceleraciones ofrecen un toque deportivo y se gana velocidad con presteza.

KIA Forte GT Sedán detalle cajuela

La transmisión de doble embrague es uno de los puntos que pueden hacer diferencia. Es rápida de transiciones en lo general. Para poder poner el modo de manejo Sport, sólo hay que desplazar el pomo de la palanca hacia la izquierda. El botón que dice “modos de manejo” sólo gestiona el modo Smart, Eco y Normal. La transmisión manual en el hatchback sería mi elección personal por sensaciones, aunque la automática sea más rápida.

KIA Forte GT Sedán Interior

Recordemos que para las variantes GT, los Forte HB y Sedán ofrecen una suspensión trasera independiente. En la comparativa directa con la variante sin el tercer volumen, podría percibirse un filtrado de imperfecciones ligeramente más seco, aunque no por ello incómodo. La calidad de marcha va muy en la línea de lo visto en motorizaciones más terrenales, aunque los elementos son más rígidos aquí por un evidente objetivo deportivo.

KIA Forte HB GT gama Kia

Nos llovió, y estuvo mejor

La sesión en pista tuvo sus pequeñas alteraciones. Para el momento en que estuvimos de vuelta al circuito Miguel E. Abed, el clima ya amenazaba con una lluvia torrencial. Finalmente fueron instantes después de captar algunas de las fotografías que ilustran esta nota, que el cielo se cayó. Duró apenas unos instantes, pero fueron suficientes para que la pista quedara en un estado que, en lugar de preocuparnos, nos emocionó.

El Stinger GT, el Forte GT HB y la novedosa versión sedán esperaban a ser exprimidos en una pista que ahora pintaba más exigente para todos, incluidos nosotros.

KIA GT en Amozoc

Así, empezamos a descubrir que las llantas Kumho tienen algunas ventajas que se vuelven más evidentes en carretera. El perfil 45 y el rin de 17 pulgadas contribuyen a que la marcha no sea incómoda. Además se reduce el riesgo de sufrir contratiempos en caminos maltratados. En el Forte GT luce difícil encontrar un buen punto medio entre durabilidad y desempeño. En pista, el compuesto de treadewear 400, más duro, hace que el caucho “cante” cuando el apoyo es considerable. Los que buscan mejor desempeño podrían considerar compuestos más blandos en el mediano plazo, aunque en ciudad y carretera, estos neumáticos lo hacen bien.

Otra cuestión es que el balance dinámico con los 50 kg de ganancia en la variante sedán se notan en cómo se planta el Forte en los cambios de dirección constantes. Es un coche que da mucha confianza llevar rápido. Tal vez no sea el arma definitiva para el track day, pero ya que estamos aquí, no encontramos razones reales para no divertirnos. Los frenos soportaron la fatiga de manera correcta, también. Y esto se volvió evidente después de una décima de vueltas de manejo frente a los medios especializados que nos dimos cita.

KIA Forte GT Sedán en pista

Precios y conclusiones

Después de manejarlo en pista y carretera, es fácil empezar a notar que una de las principales ventajas para el KIA Forte GT Sedán será la relación valor/precio. Con una etiqueta de $451,900 se mantiene un poco lejano al que para muchos será su competidor de referencia, el VW Jetta GLI, que ofrece mayor potencia y capacidades (en el papel, hasta que confirmemos de viva experiencia en una comparativa) pero un precio mayor en casi en $50,000 pesos.

KIA Forte GT Sedán en reserva natural México