PUBLICIDAD
Ford GT gana Le Mans

Ford Performance: el inicio de una división

Escrito por: Redación AutoBild

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

EL ANTECEDENTE

Fue una carrera la que marcó el primer paso hacia lo que se convertiría en Ford Performance. Así fue como sucedió:

1901-

Henry Ford, de 38 años, estaba quebrado después de que su primer esfuerzo automotriz “Detroit Automobile Co.” no rindiera los frutos esperados. Decide mudarse con su esposa Clara y su primer hijo, Edsol, y empezar de nuevo. Para poder desarrollar su visión hacía falta una cosa: capital. Así tendría que ponerse de nuevo en el ojo público y atraer inversionistas.

PUBLICIDAD

Sweepstakes

Su oportunidad se presentaría el 10 de octubre de 1901, en una carrera organizada por el Detroit Driving Club en la pista de carreras de caballos Grosse Point. El principal atractivo es que competiría el que en ese momento era el empresario automotriz más exitoso, así como el piloto más hábil, Alexander Winton.

Winton era todo lo que Henry Ford aspiraba a ser. Le iba bien en el negocio de los coches, pues eran los más vendidos en ese momento, y además pilotaba como ninguno en Estados Unidos. Lo natural era que Alexander ganara.

Jim Clark en Lotus Ford

Para competir, Henry Ford aprovechó sus conocimientos en ingeniería mecánica y decidió, más allá de la potencia o la velocidad, enfocarse en la durabilidad.

Así nació “Sweepstakes”, un auto de dos cilindros y 8,816 cc de desplazamiento (casi 3,000 cc más que los Nascar actuales) que producía 26 caballos de fuerza. Parecían poco contra los 40 hp de otros competidores, pero durante pruebas de velocidad, registró una máxima de 115 km/h, superando por casi 10 km/h al mejor registro. Además, utilizaba una forma rudimentaria de inyección bautizada como “vaporizador” y en diseño, mezclaba una apariencia entre carroeola y un pequeño piano de cola.

Para poder aspirar de manera más aterrizada a la victoria, y los mil dólares de premio (que eran una verdadera fortuna en aquel tiempo), Ford sabía que debía mejorar el sistema de ignición, el talón de Aquiles habitual. La mejora vino con un insolador hecho a especificación por un dentista local, quien utilizó cerámica de grado dental para su fabricación.

 

Cobra Jet hoy en día

 

Ford, además, no contaba con experiencia en competencias, por lo que se asesoró con un piloto de motocicletas afamado para aprender los principios básicos de cómo trazar curvas.

A la carrera acudieron cerca de 80,000 personas, quienes verían a los 13 equipos competir.

La carrera a 10 vueltas se hizo leyenda. Al inicio, Alexander Winton tuvo una arrancada excepcional, por mayor potencia. Aunque Sweepstakes era más liviano, y más rápido. Fue cuestión de tiempo y en la vuelta 7, Ford ya había alcanzado a Winton, quien para el octavo giro comenzó a tener problemas con su auto.

Ford ganó y con ello, después de una emocionante carrera y aún lleno de adrenalina, declaró que “nunca más” lo volvería a hacer. Y la historia demostraría que estaba equivocado.

 

FORD PERFORMANCE HOY EN DIA

Más de un siglo ha pasado desde aquella carrera y la tecnología ha avanzado a montones. El negocio se ha transformado y la masificación del automóvil, del cual tiene gran parte de mérito Henry Ford, ha llegado a ser un fenómeno que trasciende la movilidad personal.

Le Mans Ford GT actual

De esa transformación, algo se mantiene: el espíritu de mejora que mueve la maquinaria de la industria automotriz.

Si bien Ford Racing fue en principio la fuente de la cual llegaban los adelantos a la época, después la inmensidad de enfoques creó una diversificación. Se tienen los desarrollos para autos de venta masiva, y se tienen las optimizaciones para crear autos, versiones y preparaciones especiales, enfocadas en el alto desempeño.

Así, Ford Performance hoy en día es la división que se encarga de la optimización dinámica de vehículos tanto de calle como en el circuito tanto en el tema de mecánica como en componentes aerodinámicos y estéticos.

Ford Focus RS RX

Desde el pequeño Fiesta ST hasta versiones de cuarto de milla basadas en el Mustang, vehículos de Nascar  o Ford GT para el campeonato de resistencia… la lista es amplísima y es mejor que te dejemos con algunas imágenes representativas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD