PUBLICIDAD

Volkswagen I.D. R, los factores del récord

Escrito por: Marco Sarmiento (@PinchePooh)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Todos vimos de lo que es capaz el primer vehículo de competencia 100% eléctrico de Volkswagen, el I.D. R Pikes Peak, pues sorprendió a propios y extraños imponiendo un nuevo récord en el ascenso de montaña más famoso del mundo del automovilismo.

Volkswagen I.D. R Pikes Peak

PUBLICIDAD

Aunque lo que pocos saben es que a diferencia de otros campeonatos de carreras, en Pikes Peak no se permite hacer cientos de test de manejo antes de intentar el récord, de hecho el piloto Romain Dumas, no había siquiera completado una prueba con el vehículo antes de iniciar su ascenso.

Lo anterior obligó al equipo Volkswagen Motorsport a echar mano de la tecnología, pues tuvieron que apegarse a un programa intensivo de simulaciones por computadora. Las computadoras dotadas de un programa de apoyo a la ingeniería fueron usadas en diferentes áreas, por ejemplo en la rigidez estructural, el chasis, el monocasco y el alerón trasero. El objetivo de este programa siempre fue el mismo; el de mantener los componentes lo más ligeros posible, pero siempre con la suficiente resistencia para soportar las inclemencias de la carrera.

Volkswagen I.D. R

Se hicieron numerosas simulaciones usando el método de elementos finitos (FEM por sus siglas en inglés), este se basa en dividir una estructura sumamente compleja en elementos más pequeños cuyo comportamiento en las condiciones de carrera sean predecibles.

Gracias a que el ascenso de 19.99 kilómetros fue mapeado y digitalizado con anterioridad, se pudo utilizar este modelo para las simulaciones, además de que la computadora constantemente realizaba una optimización topográfica para mantenerse lo más apegado al trazado real.

En este esfuerzo no podía faltar la simulación de aerodinámica y es por ello que se utilizó la dinámica de fluidos incluida en el programa de ingeniería. Con esta herramienta se logró calcular la diferencia en coeficiente de arrastre, fuerza de sustentación y flujo de aire a los componentes, con cada una de los cientos de modificaciones que se le hicieron al alerón y a la aerodinámica de todo el vehículo antes de probar el modelo a escala en el túnel de viento.

Volkswagen I.D. R Pikes Peak drive

Así es como se echa mano de la tecnología cuando quieres una victoria contundente.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD