PUBLICIDAD

Harley-Davidson Heritage Softail 114 2018

Escrito por: Redación AutoBild

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Texto y foto: Gustavo Rios 

Manejar por muchas horas abordo de una Harley, es uno de los sueños que he tenido desde pequeño, y hoy lo hice realidad. Recorrí lugares inhóspitos que no imaginé que existían y hoy soy otro.

Harley-Davidson nos aseguró que la Heritage Softail 114 2018 había recibido muchos cambios que sin duda nos iban a dejar boquiabiertos.

Harley-Davidson Heritage 114 camino

La pregunta es:

¿Cómo se mide una Harley- Davidson Heritage Softail? La respuesta podría ser sencilla. Obvio, dirías tú: “Carretera”, pero les tengo una “MALA”. Va más allá de eso. Es una máquina que, en relación a tu actitud, garantiza tu libertad personal. Y te preguntarás: ¿cómo mides tu libertad? ¿Cómo mi es la elegancia y estilo?

Auto Bild no se quedó con las ganas y nos exigimos llevar la encomienda que la máquina te entrega por su naturaleza. La prueba fue en una de las carreteras más demandantes de México, la Ruta 175 que te lleva al pueblo San José del Pací co en Oaxaca, donde nacen libremente los hongos alucinógenos. Sin probar ninguno, nos embarcamos en una alucinante aventura de más de 1,700 kilómetros de pista federal (WTC de la CDMX a Villa Aikia en Zipolite), de los cuales: 700 kilómetros fueron de curvas peligrosas, llenas de neblina, asfalto mojado, despeñaderos, dirían los políticos, y arena de playa.

Harley-Davidson Heritage 114 horizonte

La exigencia

El viaje nos hizo llorar de satisfacción y miedo más de cinco veces, para probar lo que nos había prometido. Libertad, que satisfactoriamente conseguimos al probar la mejora en el peso de la moto que nos orilló a provocar rozar los posa pies contra el asfalto para exigir a la moto la mejora del ángulo de inclinación. Que no nos quedó a deber en las más de 100 curvas en “U” de San José del Pacífico “SJP”.

Cuando te sometes a un viaje continuo de 17 horas, la pregunta obligada que recibimos es: ¿en cuál parte del trayecto dejaste la espalda baja? La pregunta quedaba resuelta cuando sonreíamos de la satisfacción, ya que la nueva suspensión delantera de alto rendimiento los asientos, la postura ergonómica acomodada con el manubrio y el sueño de llegar al paraíso te ayudan a no sentir nada. Y como decía una persona que nos encontramos “el soñador es más grande que el sueño. No te rindas” (Sr. Marco Acosta).

PUBLICIDAD

 

La experiencia

Seguro has atravesado una nube abordo de un avión. ¿Te imaginas atravesarla, pero sin un cascarón que te proteja? En este pueblo, ubicado a 2,800 metros sobre el nivel del mar puedes hacerlo. Ojo: no es neblina, literal atravesamos varias nubes en la montaña que nos dejaron mojados a causa del 90 % de humedad que nos detectaba el sistema y que, por obvias razones, nos dejó sin visibilidad abordo de la máquina mostraba firme.

Aunque esta circunstancia fue resuelta fácilmente por el nuevo Kit de iluminación, que la Heritage ya trae incluido. Un faro central y dos auxilia- res, además de un parabrisas desmontable, nos permitieron seguir rodando.Harley-Davidson Heritage 114 hotel

Sorprendidos por nuestra terquedad

En tiempos de recesión pocos hacen locuras, o querré decir, ¿terquedades?
El Sr. Ernesto de la Vega dijo: “Joven, no vaya por las siguientes dos cuadras inclinadas con dirección a la playa, porque se va a queda varado y lo voy a tener que ayudar después”.
Un gran poder requiere una gran responsabilidad

Nos hicieron el día cuando un señor se detuvo junto a noso- tros en el semáforo y exclamó “Si tu moto es 114, sí le ando ganando con mi motoneta 250 muchacho”.

Solo contestamos con una sonrisa. Sabiendo que 114 pulgadas cúbicas (1,868 centímetros cúbicos) de poder auténtico son las que están encapsuladas en el motor V- Twin Milwaukee-Eight.

Parte fundamental es la relación de la moto con la calidad humana y la educación que México percibe de una persona que posee una Harley. Es una gran responsabilidad y un placer compartir con México y el mundo los valores de marca que definen a un Harlista.

¿La elegancia se mide?

Creo, coincidimos todos, que la belleza es subjetiva. Pero hay indicadores de respeto y de valor por la dedicación con la que se hacen las cosas. Si estás consciente del esfuerzo en el proceso de manufactura de los productos puedes ampliar tu criterio. Aunque a veces no hay que ser tan curioso y solo dejarte llevar por la cantidad de personas que se toman una foto con la máquina que estás montando, o los halagos que te permites humildemente aceptar, sabiendo que el vehículo no es tuyo.

¿Prueba de fuego?

Se hablaba de que sometimos a prueba de fuego a una máquina que está diseñada para soportar estas condiciones y brindar una gran experiencia. La prueba fue para nosotros. Particularmente para mí, al descubrir que los soñadores son más grandes que el sueño.

Harley-Davidson Heritage 114 2018

Estas son algunas de las motos más caras del mundo 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD