Noticias Lanzamientos
Estás leyendo:
Pruebas de manejo Challenger Hellcat Redeye prueba de manejo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Pruebas de manejo

Challenger Hellcat Redeye prueba de manejo

Nuevo Challenger Hellcat Redeye con 797 caballos de fuerza, el auto de producción más potente dentro de la industria automotriz mundial.
Escrito por: Raul Ferra
Challenger Hellcat Redeye prueba de manejo

Estamos frente al auto de producción con más caballos de la historia. Muchos dirán que existen otros como el Demon que tenía 840 HP, pero solo fue una edición limitada. Con este Challenger Hellcat Redeye puedes ir la agencia y decir: “Me da uno”. Una prueba que hicimos en conjunto con nuestro amigo Franky Mostro

No puedo creer que se lo hayan prestado primero a Auto Bild que a mí, pero como ellos son mis amigos y son compartidos, me invitaron a hacer esta colaboración que acepte con mucho gusto. Hablemos del Redeye. No cabe duda que a Dodge no le importa quemar gasolina a diestra y siniestra, y a mí tampoco me interesa.

Una joya de la ingeniería

Iniciaré diciendo que estamos frente a uno de los motores más emblemáticos que tiene la industria automotriz, el HEMI, y lleva ese nombre por el tipo de cabezas que tiene: hemisféricas, pero este  caballaje no es obra de la casualidad, tiene el mismo desplazamiento, le cambiaron una polea por una más chica y le mejoraron la electrónica, el resultado fueron 90 caballos más; pero esto se debe a que el  ya viene en camino y lo quieren recibir como se merece.

Lo que se debe hacer con este auto es manejarlo con la llave roja, y una negra que es el duplicado por si se te pierde la roja, y es porque te libera todo el poder y te da 40 % más de testosterona. En la pantalla están todos los modos de manejo y te van indicando por medio del color la potencia que tienes, tanto en motor, transmisión, frenos y cambios en la suspensión y dirección, y ¿cuál modo elijo en este auto?, pues el Track, todo rojo, y ahora sí agárrate…

Un poco de historia

Si nos regresamos un poco a la historia de este auto, sabrás que este no es un Muscle Car como todos creen, este fue concebido bajo el segmento de los Pony Car, es decir: competía contra Mustang y Camaro. Los verdaderos Muscle Car eran el Chevelle, Coronet, Torino, Galaxy Coupé. Aunque este Challenger tuvo una evolución en todos los sentidos: motor, suspensión, dirección y bueno, este auto que manejé es un tanque de guerra. Y puede ser tu auto para toda la semana, eso sí, si te alcanza para ponerle gasolina, el consumo que te da es de 8 km/l. Eso si manejas inteligentemente… pero está prohibido manejar así en este Challenger Hellcat Redeye, además te hace más guapo ante las mujeres.

El sistema de infoentretenimiento es de los más amigables que existen, si no te puedes conectar con esto, retírate o bien tienes un StarTAC o las calculadoras no se conectan. Un auto seguro; de inicio frenos Brembo y unos discos del tamaño de un comal, lo mismos que las pinzas. Es rápido en el frenado, con todo que es un tracción trasera, pero, ojo, si nunca has manejado un auto de más de 300 caballos con la fuerza en las ruedas traseras, este no es tu auto. Si intentas lucirte puedes terminar arriba del Ángel, aunque también debes tener manos educadas.

Lo que me ha gustado desde que salió este auto a la venta es que lo hicieron muy parecido al de los 70. Los modelos 70 y 71 son los dioses, porque tenían el motores 426, 440 six pack. En el 72 se hicieron motores pequeños por la crisis de petróleo que hubo. Como lo decía, conserva mucho del diseño original, la parrilla en dos partes, las calaveras dividas; un remake bien logrado. Pero que creen… este frente que vemos es completamente mexicano, el Challenger de 1970 jamás sacó tomas de aire gemelas, jamás, quien traía fue el Super Bee, mexicano y quien lo portaba era la extinta Policía de Puentes y Caminos Federales. Un diseño que voy a defender a capa y espada.

Después de manejarlo, hacer donas, domarlo e intentar quitarle los ojos rojos a este Challenger Hellcat Redeye, me di cuenta que es una verdadera bestia que los casi 800 caballos que tiene son realmente salvajes y primero nos acabamos las llantas antes de que se cansara. No sé cuánto tiempo vaya a pasar antes de que Dodge diga que ya no hará esto, pero por lo pronto, yo seguiré disfrutando.

Esta fue mi participación al volante de este Hellcat Redeye. Recuerden: Feas y decentes ni me las presenten.

No pudimos encontrar notas relacionadas
Notas relacionadas