PUBLICIDAD

Primer Contacto: Ford Figo Titanium 2019

Escrito por: Redación AutoBild

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Hace poco fui a conocer una nueva entrega de Figo, el sedán de entrada al mundo Ford. Este sedán compacto llegó a nuestro país hace tres años y desde ese momento vimos que tenía mucho potencial para poder estar peleando su segmento.

Ahora bien, me trasladé a Puerto Vallarta para conocer de primera mano los cambios que tiene, tanto estéticos como mecánicos, pero también una mejora en las sensaciones de manejo, habitabilidad, entre muchas cosas más.

El exterior

En la estética del nuevo Figo vemos que la parrilla cambió, esta es la nueva generación en la línea de diseño de Ford, además que los faros también fueron renovados, ahora vemos el grupo de luces de niebla y finalmente los espejos laterales cuentan con luces direccionales.

PUBLICIDAD

Al interior

Lo primero que podría destacar es el espacio que existe en los asientos delanteros, pero también son cómodos y eso se agradece. Los materiales que fueron utilizados para armar toda la cabina son plásticos duros, pero que no se ven mal y por supuesto fueron pensados para que sean duraderos. El volante sufrió un gran cambio, ahora viene con los controles de audio. A esta nueva entrega le colocaron una pantalla al centro del tablero, completamente táctil y tienes la gran ventaja de poderlo acoplar a la interface de Apple Car Play o Android Auto. Otro punto a destacar es el nivel de insonorización que tienes, algo poco usual dentro de este segmento.

Al volante

Sorprendente la forma en la que se conduce, claro, debo mencionar que la prueba de manejo fue a nivel del mar y el esfuerzo que el motor hace es menor que el que pudiera hacer en la CDMX, pero con todo y eso, no le resto el gran desempeño que hace sobre el asfalto. Ford promete que Figo tiene la mejor mecánica del segmento, y es que el nuevo motor tres cilindros, 1.5 L que desarrolla 121 caballos de fuerza y un torque de 109 libras–pie; además, podrás encontrar dos tipos de transmisiones: manual y automática, ambas de seis cambios.

Figo sin duda sorprende por su calidad de marcha, lo mismo que con el tacto del volante, la dirección está muy bien ajustada, es un poco dura pero que cumple muy bien para cuando conduces en la ciudad y bueno, para viajes en carretera es ideal porque no tienes que estar corrigiendo cada vez que entras a una curva. El frenado es algo que podría destacar, el pedal está muy bien ajustado, además que es exacto. La suspensión es calibrada para los caminos de México, y justo sucedió cuando estaba en la prueba: los caminos estaban muy maltratados, pero también estaba lloviendo y eso puede complicar todo, y sorprendentemente Figo se mantuvo, los kilómetros que recorrimos fueron suficientes para saber que la puesta a punto fue la idónea, todo calculado, aunque destaco que mucho de lo cómodo que se viaja es justo por la suspensión.

Recorridos muy divertidos y seguros, y es que Figo está equipado con control de tracción desde la versión de entrada, asistencia de arranque en pendientes y frenos ABS, eso le da un valor muy alto al vehículo, además que ahora cuanta con cuatro bolsas de aire en las dos versiones de entrada y seis bolsas de aire en la versión tope de gama.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD