PUBLICIDAD

Primer contacto SEAT ARONA

Escrito por: Raul Ferra

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

EL RIVAL A VENCER

Una nueva entrega por parte de SEAT, Arona, quiere demostrar que está al nivel que el resto de los modelos de la casa de Martorell.
Hace unas semanas llegó SEAT Arona a nuestra redacción, el SUV pequeño de la marca española. Con un diseño fresco, juvenil y un gran comportamiento que ofrece más que confort, es un vehículo bien equilibrado.

Arona es un poco más alto que Ibiza, pero más pequeño que Ateca. Primera semana de prueba del nuevo SEAT Arona en México. Sí, cuando la recibí tan solo tenía 50 kilómetros, un auto prácticamente nuevo, la misión era recorrerlo por la ciudad, carretera… un buen pretexto para conducirlo. El SUV de entrada Arona parece que llega en el momento justo. Y lo digo porque como muchos saben, es uno de los segmentos que ha ido creciendo tanto en ventas como en la oferta de todas las marcas.

¿Contra quién compite Arona? Peugeot 2008, Mazda CX-3, Ford EcoSport, Chevrolet Trax, Renault Captur, Hyundai Creta, KIA Sportage, Honda HR-V, Toyota CH-R, Nissan Kicks, Suzuki Vitara, Jeep Renegade. Es un segmento muy nutrido.

Comencemos con lo que destaca por fuera. Vemos un vehículo propio de SEAT, la carrocería viene en color bitono (al menos así fue la que tuvimos a prueba), pero también llaman mucho la atención las líneas de diseño que le dan carácter, y que además le favorece, porque aunque de proporciones es pequeña, da la impresión de ser mucho más grande.

Recuperando algún comentario de Alejandro Mesonero, director de diseño de SEAT: “recuerda a los códigos estéticos de los todoterreno”.
Exterior

No puede negar la cruz de su parroquia. El frente es completamente SEAT: la parrilla, las fascias, el cofre, parece que estamos viendo un Ibiza, y con una combinación de Ateca. Los grupos de luces, tanto delanteros como traseros, vienen en tecnología LED. Además que en las esquinas viene una X como referencia a la versión que es: Xcellence.

Al interior

Vemos una gran evolución con respecto al diseño de SEAT, en el que destaca el concepto de “consola elevada”, el cual permite que todos los elementos estén bien ubicados para priorizar la conducción y evitar las distracciones del conductor. Bajo este principio, y después de haberlo manejado por muchos kilómetros y estar atrás del volante, pero también en el asiento del copiloto, la sensación que deja es de seguridad.

PUBLICIDAD

Después de haberlo conducido por una semana, y justo el día que fuimos a la sesión de fotos, donde estuvimos detenidos por algunas horas en la carretera por un accidente, comprobé varias cosas: se agradece la comodidad de los asientos, el buen equipamiento de sonido y la amplitud de la cabina, aunque también me percaté que la consola tiene una posición un poco abajo.

 

Atrás del volante

Manejé la versión Xcellence que al parecer será la única versión que llegue a México. Ésta se encuentra muy bien configurada, y es que desde hace tiempo SEAT ha logrado hacer que sus vehículos sean silenciosos por dentro, lo que ayuda a que tengas una gran retroalimentación de lo que sucede afuera. En cuanto a cómo se comporta, puedo decir que me llevé una gran sorpresa. En la ciudad, el motor tiene una gran respuesta, la transmisión responde de forma rápida. La marcha la inicia gradualmente y te puedes dar cuenta que tiene algo de emocionante cuando cambia a la segunda velocidad. En la carretera es donde puedes sacarle todo el jugo. Si después de librar el tránsito de la ciudad llegas a una zona relativamente libre, donde te puedes enfrentar a subidas, bajadas pronunciadas y notas la calidad del ensamble, sientes un auto bien construido, seguro, sobre todo, potente —guardando proporciones—. La parte más divertida de los trayectos, además del paisaje, son las curvas, y es que puedes poner a prueba todo el auto. La suspensión, la cual me agradó, es firme, lo mismo que la dirección y esto hace que sea más divertido el trayecto.

Con todo lo anterior, me queda una pregunta, ¿Arona puede ser el nuevo líder de ventas para SEAT? Por cómo se ha ido comportado el mercado, puede ser que a varios de sus competidores de segmento sí les quite números. Internamente también puede ser un gran reto para SEAT. Aunque Arona no compite directamente con el referente de la marca que es León, pero es muy posible que vaya a compartir liderato de ventas.

MI OPINIÓN

Podría ser un gran contendiente dentro de su segmento. Arona hereda muchas de las cosas buenas que SEAT ha estado haciendo desde hace varios años, y eso ha dado para poder desarrollar productos como este que hoy llega al mercado nacional. Arona será un gran rival.

LO MEJOR Y LO PEOR

Hasta donde tuve la oportunidad de probarlo, se me hizo un SUV muy bien equilibrado; desde el diseño exterior e interior, gran espacio interior. Abajo del cofre la oferta es buena. Puertas adentro mantiene la identidad de SEAT. Ojalá venga un motor turbo.

Ficha técnica

SEAT Arona Xcellence
Motor L4
Cilindrada 1.6 Litros
Potencia 110hp@5,800 rpm
Torque 114lb-pie@3,800-4,000 rpm
Transmisión Automática, 6 velocidades
Tracción Delantera
Largo / Ancho / Alto 413/178/155 cm
Peso 1,194 Kg
Velocidad máxima 181 Km/h
0-100km/h 10.7 s
Consumo 18.9 Km/l
Precio $349,900

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD