PUBLICIDAD

Prueba: BMW Serie 2 M240 Convertible

Escrito por: Marco Sarmiento (@PinchePooh)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Cada vez que me subo a un BMW es como volver a casa, y aunque empiezo a sentir que su diseño necesita evolucionar, el Serie 2 Convertible me regresó algunas sonrisas.

El nuevo BMW Serie 2 Convertible llegó al mercado mexicano en septiembre del año pasado, pero te preguntarás ¿por qué no lo habías visto en ningún medio?

La respuesta es simple: por desgracia, el terremoto que sacudió a México en esas fechas hizo que algunas cosas quedaran en segundo plano.

Ahora, después de unos meses y en vías de recuperarnos completamente de aquellos lamentables hechos, retomamos la agenda y somos el primer medio en México en presentártelo.

Como nuevo

En la versión de prueba M240i, encontramos un paquete aerodinámico específico de la firma M y lo puedes reconocer en el trabajo de las fascias, los estribos y el difusor negro que separa las dos puntas de escape en la parte trasera. Dentro de los cambios principales en Serie 2 Convertible encontramos una capota suave color negro que se puede abrir aun cuando se circule hasta 50 km/h, esta cuenta con un aislado especial que reduce considerablemente el ruido al anterior, también ofrece faros full LED desde la versión de entrada.

PUBLICIDAD

Para la más deportiva, como la que te presentamos aquí, tenemos rines negros de 18 pulgadas y calipers de M, la firma de alto desempeño de BMW.

En el interior, encontramos una nueva configuración con piel en color rojo y asientos delanteros deportivos; el tablero fue rediseñado para que todos los controles quedaran enfilados hacia el conductor. También presenta una pantalla táctil de 8.8 pulgadas y el sistema de entretenimiento está preparado para operar con Apple Car Play; además, el audio está firmado por Harman Kardon.

La experiencia

Este Serie 2 es, en realidad, un auto pequeño, compacto y enfocado en la adrenalina. El motor de seis cilindros en línea no deja de sacarte un buen número de sonrisas cada vez que pisas el acelerador y, a pesar de que en general la suspensión es rígida, no deja de ser cómodo para la ciudad en los modos de manejo Eco y Normal. Una vez que cambias al modo Sport y Sport + encuentras un verdadero cohete de bolsillo, desaparece por completo el retraso del turbo; la dirección y la suspensión específica para este M240 se endurecen y deja salir su verdadera esencia: la de un atleta. Tomar curvas a alta velocidad resulta muy divertido, pues se mantiene completamente pegado al piso, lo que habla de la buena puesta a punto de las suspensiones.

Por más que lo intento, no logro encontrar algo que no me guste, puede ser tal vez que la segunda fila es prácticamente de adorno, pues no hay adulto que quepa en ella, pero es un coupé y eso es lo que se espera. Otra sensación que me deja es un poco de ruido que se filtra al interior, pero al ser un descapotable creo que se logró mitigar considerablemente.

Opinión:

Es un vehículo bien balanceado entre lo que debe ser un deportivo y lo que esperas de un auto de gama alta. Podría quejarme del consumo de combustible, pero es un auto pequeño con un motor enorme, ese consumo es el que esperas en un vehículo tan divertido. No puedo negarlo, aunque quiera verlo con malos ojos no puedo, simplemente no me decepcionó en ningún aspecto. ¡Muy bien por BMW!

Con ustedes la cuarta generación de la BMW X5

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD