PUBLICIDAD

Prueba: Chevrolet Aveo

Escrito por: Ernesto Roy Ocotla (@roybild)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Llegado de oriente, el Aveo 2018 intenta igualar el éxito de su antecesor con una propuesta renovada en el plano general.

La llegada de este auto que ataca el segmento de subcompactos, el más racional del mercado, tiene una trascendencia que incluye el posible posicionamiento como líder de ventas, como ya sucedió con su antecesor.

Los cambios estéticos son notorios tanto en el frente como en la parte trasera, donde incluso me parece encontrar una imagen muy similar a la de Cavalier (también llegado de China), eso sí, un tanto más estrecho.

Hay un incremento en espacio para las piernas en el asiento delantero, para el torso en la parte trasera e incluso 15 L más de capacidad de la cajuela, para llegar a 366 litros totales. Un espacio más que suficiente para casi cualquier uso, aunque si nos ponemos a hacer comparaciones, todavía no se acercan a los 460 litros que encontramos en un Nissan Versa, por ejemplo, con quien compite por precios, aunque no por dimensiones generales.

Todo lo quedes saber sobre Chevrolet Beat Sedán

 

Si la comparación es contra el modelo que le sustituye, entonces podemos hablar que en general el nuevo año/modelo se siente mejor logrado. Como diríamos de manera coloquial “se siente más coche”. Y para el juicio no sólo me guío por los materiales aplicados, sino en calidad de ensamble, posición de manejo y sensaciones generales.

PUBLICIDAD

Mecánicamente encontramos que se cambió el motor de 1.6 litros por uno de 1.5 litros con mayor potencia (107 HP del nuevo frente a 103 HP del pasado), pero menor par-motor (104 lb-pie del 2018 vs 107 lb-pie del 2017). En cuanto a transmisiones, se mantienen una manual de cinco velocidades y otra automática de cuatro velocidades, ahora con modo manual. Nuestra unidad de pruebas fue la versión tope de gama.

La transmisión de cuatro relaciones automatizados cumple, aunque los rangos de cambio entre marcha y marcha tienden a ser en la parte media alta del tacómetro. Si bien los consumos de combustible no fueron referentes, se mantuvieron muy competentes durante la prueba.

Por otro lado, encontramos un andar más sólido. El filtrado de imperfecciones no penaliza en caminos maltratados, es más bien cómodo y tampoco es que tengamos que esperar más de un vehículo tan racional.

En cuestiones de uso diario, la pantalla que gestiona el infotenimiento podrá no ser táctil pero no necesitas más. Me sorprendió la velocidad de conexión del sistema bluetooth, casi al mismo tiempo que enciendes el auto ya tienes tu música disponible para reproducir. En contraparte, me gustaría encontrar unas bocinas más robustas considerando que el Aveo está pensado para viajar principalmente en ciudad.

En cuanto a ensamble y equipamiento cumple cabalmente su primicia de auto racional. Creo que podría priorizarse el que encontremos cuatro bolsas de aire en todas las versiones, considerando que el rango de precios va de $199,900 a $252,900; es decir, un aumento considerable con el año/modelo 2017 ($166,200 a $206,500 al momento de la redacción de este artículo).

Opinión:

Creo que hay un salto cualitativo con el Aveo, y lo siento un producto mejor planteado si se le compara frente a sí mismo. Aun así, creo que tiene muchas áreas de oportunidad, pues el consumidor lo comparará con otros referentes. El aumento de precio no me sorprende, pues ha sido una tendencia de todo el mercado, aunque sí me gustaría que las cuatro bolsas de aire se equiparan de serie desde las versiones de entrada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD