Nuestros sitios
Compartir

Prueba: Seat Ibiza 1.0L Turbo

Por: Redacción AutoBild 28 May 2018
SEAT ha sido muy insistente en mejorar sus vehículos en todos los sentidos. Tal es el caso de Ibiza, llegó con motor atmosférico y ahora vemos el motor turbo, pero también rodeado de seguridad.

					Prueba: Seat Ibiza 1.0L Turbo

SEAT ha sido muy insistente en mejorar sus vehículos en todos los sentidos. Tal es el caso de Ibiza, llegó con motor atmosférico y ahora vemos el motor turbo, pero también rodeado de seguridad.

Hace un año hablábamos de la llegada de la nueva generación de Ibiza que, por cierto, fue muy criticada por el motor que le habían configurado, pero bueno… esto es así, sabíamos que el precio no iba a ser bajo, al contrario. Recuerdo que cuando se hizo la presentación en el Salón de Ginebra, en aquel entonces le preguntábamos a Lucca De Meo que si estaba consiente que el costo del auto iba a incrementar, y sí, ese escenario ya estaba estudiado.

La estrategia de calentar el mercado con la versión 1.6L creo que fue la atinada, ya que después de eso, muchos estuvimos a la expectativa de cuándo llegaría la variante turbo que tanto se esperó. La versión FR es una realidad, y vaya que sorprende por la manera en que se conduce. ¡Claro! Existen algunos puntos a resaltar o bien ponerle atención. Una de las ventajas que tenemos con esta motorización, y que es lo que buscan la mayoría de los fabricantes de autos, es crear vehículos limpios que sean amables con el medio ambiente, y específicamente el grupo VW ha realizado esfuerzos importantes para hacer este tipo de desarrollos.

Nueva generación:

Esta es la quinta generación del modelo más reconocido de la marca, tan solo Ibiza ha logrado vender más de 5 millones de autos desde la primera vez que vio la luz, lo cual fue en 1984. La segunda generación fue en 1993; en 2002 llegó la tercera entrega y en 2008 la cuarta generación, y desde 2017 disfrutamos de esta quinta.

Este video te puede interesar

Prueba: Seat Ibiza 1.0L Turbo 0

Nuevo Corazón:

Este Ibiza FR porta una nueva mecánica, con un motor de tres cilindros 1.0 L Turbo, que desarrolla 115 caballos de fuerza y lo acopla a una transmisión manual de seis cambios. Y esto es adicional al motor 1.6 L que se ofrece.

Plataforma MQB A0:

Está construido sobre la nueva plataforma MQB A0 del grupo Volkswagen —por cierto, Ibiza fue el primer auto en montarlo—, la cual le ha traído grandes ventajas, como menor peso y un aumento de rigidez. Otro punto a resaltar es el crecimiento entre ejes y eso se refleja en la comodidad al interior.

Gadgets:

SEAT siempre se ha caracterizado por incluir tecnología en todos sus vehículos. En el caso específico de Ibiza FR, cuenta con sistema de audio Beats, una pantalla de ocho pulgadas táctil y el sistema de infoentretenimiento tiene Apple Car Play, Android Auto (y para mi sorpresa, ahora lee los mensajes del WhatsApp) y cargador por inducción, aunque ya no tienes la llave de presencia.

Prueba: Seat Ibiza 1.0L Turbo 1

Seguridad:

La versión FR, además de traer la suspensión específica que es deportiva, cuenta con frenos de disco en las cuatro ruedas ABS y EDB, además de incluirle el sistema de control electrónico de estabilidad. Adicional a esto, SEAT también añadió bolsas de aire.

No te pierdas: Lo que viene para el Seat León 

Prueba: Seat Ibiza 1.0L Turbo 2

¿Qué tema te interesa?