Noticias Lanzamientos
Estás leyendo:
Práctico Tesla Model 3: Prueba de manejo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Práctico

Tesla Model 3: Prueba de manejo

Hace tiempo, el lenguaje entre la gente que les gusta o maneja un auto, era de: platinos, condensador, turbos, carburadores y todo era alrededor de […]
Escrito por: Raul Ferra
Tesla Model 3: Prueba de manejo

Hace tiempo, el lenguaje entre la gente que les gusta o maneja un auto, era de: platinos, condensador, turbos, carburadores y todo era alrededor de la gasolina. Actualmente se habla de baterías, cargadores, tiempos de recarga, actualizaciones del software, etc.; estamos frente a la transformación del concepto del automóvil.

El camino para Tesla no ha sido fácil, aunque poco a poco han logrado que la gente los comience a voltear a ver, pero también hay quienes piensan que solo es un gadget con ruedas. En lo personal, la percepción de la conducción se ha transformado, con este nuevo Model 3. Tesla ha mejorado mucho en cuanto sensaciones de manejo, estamos frente a un producto mejor planteado, se nota el aprendizaje que ha tenido con respecto a los dos modelos que actualmente tiene en su porta- folios de producto.

Este video te puede interesar

tesla-model-3

Entre líneas deportivas y orgánicas

Model 3 es un poco más emotivo que los otros dos modelos que Tesla vende. La caída hacia la parte trasera, como si fuera un coupé, provoca una sensación de movimiento, el frente no está nada mal, en realidad me gusta mucho. El diseño del cofre, los grupos ópticos, la fascia donde se integran los faros de niebla, le dan una gran personalidad. La parte trasera tiene detalles que refuerzan el resto del diseño del auto como: un pequeño alerón fabricado en fibra de carbono, las calaveras tienen el sello de la casa.

Interiores limpios

A simple vista pudiera parecer un auto simple y con muy poco que ofrecer, pero por el contrario. Al ser un auto con un diseño minimalista, se debe pensar en que debe ser muy funcional. Tesla no tenía por qué cambiar su diseño, lo había hecho bien, con un interior sin botones, exceptuando los que están en el volante. Desde la posición de los espejos laterales, el sistema de infoentretenimiento, mapas, puedes transformar algunas sensaciones como: el volante, suspensión y por supuesto de aceleración. Tienes conexión a internet todo el tiempo.

Manejo

Tesla, con este modelo evoluciona en cuanto a sensaciones de manejo. Si bien es cierto que nuestro pensamiento y costumbres están muy orientadas a que los vehículos emitan sonido y algunas reacciones al cambiar de marcha, con los eléctricos no sucede eso. El inicio de marcha es paulatino, sientes un auto sin emociones, aunque cuando pisas el pedal del acelerador sí sientes la fuerza del motor eléctrico y que toda la potencia te la entrega des- de abajo.

Sin duda, uno de los argumentos de este Model 3 es la conducción autónoma y lo hace bien, los radares todo el tiempo están activos, detecta prácticamente todo lo que se encuentra alrededor del auto, en automático reconoce los límites de velocidad y se ajusta, y cada determinado tiempo pide que toques el volante. Si lo manejas tú y lo llevas a un lugar de curvas, el auto lo hace bien, tiene un mejor comportamiento en cuanto a dirección y suspensión. El sistema de recarga, al igual que muchos eléctricos, es muy invasivo, sientes un frenado muy brusco cuando quitas el pie del acelerador, pero eso es parte también del lenguaje de los autos eléctricos.

 

Ficha técnica: 

Motor: Eléctrico
Cilindrada: N.D.
Potencia: N.D.
Torque: N.D.
Transmisión: Automática
Tracción: Trasera
Largo/Ancho/Alto: 469/184/N.D. cm
Peso: 1847 kg
Velocidad máxima: 225 km/h
0-100 km/h: 5.6 seg.
Consumo: N.D.
Precio: $1,350,000