PUBLICIDAD

Test Drive: Porsche 911 GT3

Escrito por: Ernesto Roy Ocotla (@roybild)

PUBLICIDAD

Comparte la nota:

Porsche hizo del 911 GT3 un auto que exige ser vitoreado al máximo. Entre más le exiges, más responde, y entonces te hallas en una carrera contra tus propios límites.

Porsche es una marca que, de los grandes estratos de superautos, no ha encontrado la justicia que le es debida. Son genios, repito, genios quienes trabajan en un auto que cada generación parece ser perfecto y a la siguiente nos sorprenden con aún mayores mejoras. El GT3 es el mejor ejemplo.

Tú, amante de las cifras, podrás decirme que los 500 HP que genera el nuevo motor de esta bestia —un seis cilindros bóxer de 4.0 litros, aspirado, ¡gracias! —podrá lucir corto contra las boyantes cifras de autos incluso de menor abolengo. Pero aquí no se trata del cuánto sino del cómo. ¡Cómo vira, cómo acelera y cómo frena el 911 GT3!

Sé brusco con las frenadas y entonces te responde con la misma agresividad, sé fino al trazar la curva y cuida la salida de ese inminente sobreviraje si aceleras a fondo antes, y entonces el Porsche es otro auto. Te va a dar lo que le pidas y más. Por ejemplo, ahora es más ancho, más bajo y cuenta con un alerón más alto y mejor planteado en cuanto a aerodinámica. Más rápido en todos sentidos… y no estamos hablando del GT3 RS

De competencia

Tal vez podrías quejarte de la rigidez de los asientos después de tres horas de carretera. Pero en pista, para lo que fue concebido, ofrecen un soporte lateral idóneo además de permitir sentir el auto como un auténtico modelo de competición. Está hecho en fibra de carbono.

Porsche 911 GT3 asientos

Creció el muchacho

Para este facelift, los ingenieros de Porsche acrecentaron el tamaño del alerón para mejorar la aerodinámica  a altas velocidades. En curvas se nota como una bestia bien plantada, lo único que habrá que cuidar entonces es no ser muy brusco al acelerar, para no inducir el sobreviraje.

Porsche 911 GT3 aleron

Sonido celestial

El motor bóxer de seis cilindros y cuatro litros tiene un sonido ronco y profundo. Si quieres hacerte un favor, habrá que presionar el botón que deja pasar todo el sonido de manera directa. Una recta, un cambio retardado y entonces no necesitarás más pretexto para quedar enganchado.

Porsche 911 GT3 escapes

Hasta las 9,000 rpm

Gracias al cambio del bloque al cuatro litros de seis cilindros, se extendió en 200 rpm el corte de inyección. Más ruido, mas vibraciones, más emoción en pista. Además, cuentas con una pantalla donde se condensa toda la practicidad necesaria para el día a día.

Porsche 911 GT3 cluster

También grip mecánico

Además de la aerodinámica, el GT3 tiene un límite máximo de agarre tan amplio por el esquema de suspensiones perfectamente cuadrado a la capacidad dinámica. Las llantas son Michelin Pilot Sport Cup 2 y los frenos carbonocerámicos, por eso las pinzas de freno en amarillo.

Porsche 911 GT3 rines

Porsche 911 GT3 ficha tecnica

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD