Noticias Lanzamientos
Estás leyendo:
Práctico ¿Cómo tomar una curva?
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Práctico

¿Cómo tomar una curva?

Conducir es una actividad que implica más cosas que simplemente operar un automóvil.  Desde ser conscientes del entorno en el que nos desplazamos, hasta la […]
Escrito por: Redacción AutoBild
¿Cómo tomar una curva?

Conducir es una actividad que implica más cosas que simplemente operar un automóvil.  Desde ser conscientes del entorno en el que nos desplazamos, hasta la actitud que adoptamos y la forma en que nos comportamos tras el volante. Cómo tomar una curva de manera correcta es un tema que, además de mejorar nuestras habilidades en el manejo deportivo, nos ayuda a incrementar la seguridad, reducir el desgaste de nuestro automóvil y, en mayor o menor medida, ahorrar gasolina.

Curva-alta-velocidad

Debes recordar que no todas las curvas se trazan igual y que siempre debes mantener una actitud cautelosa al volante. No por conocer el tramo en el que circulas puedes estar seguro que no cambió de un día para otro. Que no aparecieron nuevos baches, que haya suciedad en el pavimento o que exista alguna retención más adelante. Nuestro mejor aliado es el espacio y que tu vista se concentre en todos momentos en el camino.

OBSERVA

Es lo básico y por ello a veces cometemos el error de darlo por hecho. La vista debe ser activa, es decir, debes procurar que tus ojos analicen el entorno en el corto, mediano y largo alcance, como si fueras un escáner. Así como en la pista uno debe observar el punto a donde quiere ir, en la ciudad y la carretera es lo mismo. Incluso sobrepasando el rango del coche de enfrente. Esto te permitirá leer las curvas y también estar atento a baches, desviaciones, detenciones, transeúntes y demás.

Apex

TIPOS DE CURVAS

Estos son tres tipos de curvas que puedes llegar a encontrar, aunque todo se verá determinado por la geografía del lugar que habites. Lo que resulta determinante es el punto medio de la curva, llamado vértice o “ápex”. Es el punto clave de cada curva y se pueden encontrar de forma individual, vértices separados por pequeños espacios rectos (curvas de doble o triple ápex) o una secuencia de curvas que cambian de dirección. La combinación de estos tres da el carácter serpenteante de las carreteras y caminos que recorremos.

ANATOMÍA DE LA CURVA

Existen tres puntos en la curva que debemos ir conectando imaginariamente: el punto de entrada, el vértice y el punto de salida. Recordemos que la menor distancia la marca la línea recta, de esta forma podemos determinar la trayectoria ideal.

Existen curvas cuyo vértice se encuentra más cercano al punto de salida, se les puede conocer como curvas de ápex tardío y aquí habrá que tener un poco de paciencia para “apuntar” el auto hacia el interior de la curva.

Camino-sinuoso

CONSEJOS PRÁCTICOS: CÓMO TOMAR UNA CURVA CORRECTAMENTE

Para poner en práctica tu “trazada” no necesitas ir a un circuito, aunque ahí se puede volver más evidente la lectura de los giros. Los go-karts son una buena opción así como también la carretera. Incluso puedes practicar mientras circulas en ciudad. Debes ejercitarlo dentro de tu propio carril, de manera segura y sobre todo hacer el trabajo de análisis de identificar dónde están los tres puntos de la curva.

trazado-ideal

El trazado ideal en este circuito es de derecha a izquierda

Recuerda ser suave con la dirección. La suavidad es clave dentro del manejo. Esto logrará que mantengas la inercia del movimiento, seas más eficiente, logres extraer mejor la capacidad de agarre de tus llantas y también reduzcas su desgaste.

La brusquedad trae consigo que la exigencia sobre los componentes de tu auto sean mayores, desgastándolos inecesariamente y también haciendo que el auto pierda neutralidad en sus reacciones.

Trazado-de-curvas

El trazado ideal en este circuito es de derecha a izquierda

Siempre bajo los límites. Nos referimos a los de velocidad en las ciudades y también al propio cuando manejamos en un ambiente controlado. La práctica hace al maestro, pero no hay peor error que querer circular a un ritmo ajeno al que estamos preparados para controlar. La paciencia para el perfeccionamiento de nuestra trazada es clave. Es un ejercicio del día a día.

EL RETO, COMO TOMAR UNA CURVA

Una de las formas más sencillas de ir perfeccionando nuestra lectura de las curvas es con el siguiente reto: Cada vez que manejes, trata de trazar las curvas considerando un solo movimiento de dirección. Si tienes que hacer correcciones a media curva, probablemente la lectura se puede mejorar y entraste un poco antes o después o con más o menos ángulo del volante del requerido.

Curva-en-carretera

Esto te podría introducir a otra técnica que es el“manejar con los pedales”. Es decir, que el ángulo de entrada en la dirección puede variar dependiendo de si se está acelerando o desacelerando, haciendo que el giro en el volante sea el mismo pero la capacidad de giro se amplíe o reduzca en la misma medida que la velocidad a la que tomamos la trayectoria.

No pudimos encontrar notas relacionadas
Notas relacionadas