Nuestros sitios
Comparte
Compartir

El accidente entre Alonso y Räikkönen; el más caro de la temporada 2015

Por: Redacción AutoBild 05 Abr 2018
Aunque a nosotros nos parezca que los equipos reparan los monoplazas de una forma fácil, rápida y sin dolor a nivel económico, la realidad es que […]

					El accidente entre Alonso y Räikkönen; el más caro de la temporada 2015

Aunque a nosotros nos parezca que los equipos reparan los monoplazas de una forma fácil, rápida y sin dolor a nivel económico, la realidad es que cada pequeña pieza que se sustituye en un coche de Fórmula 1 cuesta un buen pellizco. La revista F1 Racing ha analizado los accidentes de esta temporada y ha tratado de “traducirlo” en cifras. El más caro del año, el de Räikkönen y Alonso en la salida del Gran Premio de Austria.

Todos conocemos el accidente. Durante el transcurso de la primera vuelta, Kimi Räikkönen que montaba los neumáticos más duros para esa carrera, todavía fríos tras las primeras curvas, patinó en la salida de un giro y se llevó puesto a Fernando Alonso que no pudo evitar el contacto. El resultado, el McLaren-Honda terminó literalmente encima del Ferrari del finlandés.

Este video te puede interesar

Según el análisis de la revista F1 Racing, el aparatoso accidente entre Fernando Alonso y Kimi Räikkönen es sin duda el que más caro le salio a sus respectivos equipos a la hora de reparar los monoplazas. La factura del mecánico asciende a los 3,2 millones de libras, lo que se traduce en nada más y nada menos que 4,3 millones de euros. En el McLaren-Honda de Fernando Alonso no se libró casi nada. Más allá de quedarse sin participar en la carrera, hubo que sustituir el chasis, piezas mecánicas y aerodinámicas que habían sido montadas para su prueba y elementos de seguridad que quedaron seriamente dañados al cumplir con su función, además del motor. Según la publicación británica, el coste de reparación del MP4-30 ascendió a 1,8 millones de libras. Por otra parte, el Ferrari de Kimi Räikkonen también se llevó su buen palo. Del SF15T solo se pudo aprovechar el motor y la transmisión, ya que todo lo demás quedó seriamente dañado. El coste estimado es de 1.4 millones de libras.

Otro fuerte accidente que le ha costado un buen pellizco al equipo a la hora de reparar el monoplaza es el de Carlos Sainz en los Libres 3 del pasado Gran Premio de Rusia. Tras el fuerte impacto de 46G, la sustitución de los alerones delantero y trasero, suelo, suspensión, motor y caja de cambios, costó alrededor de 1,7 millones de libras. Total nada.

 

Fuente: thebestf1.es

 

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas