Nuestros sitios
Comparte
Compartir

JFK 50 años: El auto de Kennedy

Por: Redacción AutoBild 09 Abr 2018
El pasado viernes 22 de noviembre se cumplieron 50 años del asesinato de JKF. Kennedy fue tiroteado en 1963 mientras desfilaba por las calles de […]

					JFK 50 años: El auto de Kennedy

JFK 50 años: El auto de Kennedy 0

El pasado viernes 22 de noviembre se cumplieron 50 años del asesinato de JKF. Kennedy fue tiroteado en 1963 mientras desfilaba por las calles de Dallas (Texas) en su coche, un Lincoln SS-100-K que por desgracia ha pasado a la memoria. Este magnicidio alteró la historia contemporánea y cambió para siempre la manera en la que los presidentes democráticos se iban a desplazar en automóvil.

Medio siglo después, casi todo el mundo conoce, más o menos, cómo se produjo el asesinato de Kennedy: tuvo lugar el 22 de noviembre de 1953 en las calles de Dallas (Texas) durante el desfile de John Fitzgerald Kennedy a bordo de un Lincoln SS-100-K. Este fue el último de los cuatro magnicidios que han tenido lugar a lo largo de la historia en los EEUU.

Pocos se han dado cuenta de la casualidad de que a JFK lo mataran cuando iba en un coche con el nombre del primero de los presidentes de ese país asesinados: Abraham Lincoln. El máximo responsable de abolir la esclavitud en Norteamérica fue uno de los primeros jefes de Estado elegidos democráticamente asesinados desde la antigua Grecia.

JFK 50 años: El auto de Kennedy 1

En la imagen superior puedes ver a Kennedy dándose un baño de multitudes en la calle Patrick de Cork (Irlanda) a bordo del Cadillac Convertible que había sido coche presidencial del anterior máximo mandatario americano, Dwight D. Eisenhower.

Pero volviendo al coche de Kennedy, ¿qué ocurrió con él tras el asesinato de JFK? Tras el magnicidio, el Lincoln en el que fue asesinado Kennedy fue enviado a los talleres de Hess & Eisenhardt, donde se reconstruyó por completo.

Ante la nueva realidad, le pusieron un blindaje de titanio, techo fijo y cristales antibalas. Tras la actualización, regresó al servicio durante otros ocho años en los que transportó a Lyndon B. Johnson y a Richard Nixon.

Desde que fue dado de baja, puede contemplarse en el Museo Henry Ford, junto a otros coches presidenciales. 

Fuente: autobild.es

Este video te puede interesar

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas