Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Manejo a la defensiva

Por: Redacción AutoBild 09 Abr 2018
¡Abusado!   Conducir no sólo es tomar tu auto y andar por las calles y entre los coches. Implica una responsabilidad muy grande para la […]

					Manejo a la defensiva

¡Abusado!

 Manejo a la defensiva 0

Conducir no sólo es tomar tu auto y andar por las calles y entre los coches. Implica una responsabilidad muy grande para la que hay que estar preparado.

 

Este video te puede interesar

¿Alguna vez te has preguntado qué diferencia a un conductor ordinario de uno que maneja a la defensiva? No estamos hablando de aquel que al entrar al Periférico se convierte en Sebastián Vettel (antes de quedar varado a los dos kilómetros en el tráfico). Sabemos que es importante conducir de una manera adecuada, pero ¿realmente cuántos conductores saben lo que es eso?

Manejar a la defensiva es una práctica que obligatoriamente tienen que llevar a cabo los conductores de ambulancias y de otros equipos de asistencia. Te platicaré sobre ciertas situaciones que se presentan cada que sales con tu coche, mismas que los choferes más experimentados viven de forma diferente.

Manejo a la defensiva 1

Tu estilo y tu seguridad

Cierto es que la mayoría de las personas que manejan en nuestro país aprendieron a hacerlo porque alguno de sus familiares o un amigo les enseñó o simplemente porque decidieron un día lanzarse a la aventura.

En cambio, en otros países es un requisito tomar un curso de manejo teórico y práctico de varias semanas para poder tener una licencia. En el nuestro tan sólo hay que ir a la tesorería que se encuentra en el supermercado, formarte, hacer tu pago y ¡listo!, oficialmente puedes ser una bomba latente para causar un accidente en la ciudad.

Manejo a la defensiva 2

Actualmente tan sólo en te alerta sobe los autos que van atrás y a los lados, sino que también te mantiene enfocado en conducir. Distracciones como ir conversando y mirar directamente al interlocutor, cambiar la estación de radio o fumar pueden ser un peligro. En el caso de fumar, en los cinco segundos en los que se busca el encendedor se puede tener un accidente, así como en caso de que una braza del cigarro caiga en el asiento.

 

No es lo mismo

Lo que la mayoría a veces olvida es que al conducir de noche se deben de tomar más precauciones; a pesar de que hay menos vehículos, éste es el horario en el que ocurre la mayoría de los accidentes: aproximadamente 80% es registrado a lo largo de la madrugada. Esto ocurre porque muchos conductores no sólo manejan a la misma velocidad a la que lo hacen en el día, inclusive lo hacen a una mayor.

Manejo a la defensiva 3

De noche uno debe mantener el Distrito Federal se expiden anualmente 370 mil licencias de conducir. Si bien el manejo defensivo es utilizado obligatoriamente por operadores de ambulancias, tractocamiones y el sector de seguridad (en teoría), varios de los aspectos de este manejo implican sentido común, lo que debería implementar cualquier conductor. Básicamente consiste en manejar previniendo las situaciones de peligro mediante una serie de buenos hábitos. El manejo defensivo prioriza evitar atropellos, colisiones y en general todo tipo de accidente de tránsito; demanda al conductor estar al tanto, tener facultades, evitar conducir con fatiga, temeridad o exhibicionismo.

 

Concéntrate

Tener la vista en la vía no significa que toda tu atención se encuentre realmente en el camino.

Uno puede recorrer varios kilómetros y tener la mente en algún problema del trabajo o situación familiar. Por esta razón se recomienda estar continuamente parpadeando y monitoreando espejos, controles y el entorno, así como dividir de manera prudente el tiempo que se ve al frente y hacia atrás. Los operadores de ambulancias espejean cada 10 segundos, esto no sólo te alerta sobe los autos que van atrás y a los lados, sino que también te mantiene enfocado en conducir.

Manejo a la defensiva 4

Distracciones como ir conversando y mirar directamente al interlocutor, cambiar la estación de radio o fumar pueden ser un peligro. En el caso de fumar, en los cinco segundos en los que se busca el encendedor se puede tener un accidente, así como en caso de que una braza del cigarro caiga en el asiento.

 

No es lo mismo

Lo que la mayoría a veces olvida es que al conducir de noche se deben de tomar más precauciones; a pesar de que hay menos vehículos, éste es el horario en el que ocurre la mayoría de los accidentes: aproximadamente 80% es registrado a lo largo de la madrugada. Esto ocurre porque muchos conductores no sólo manejan a la misma velocidad a la que lo hacen en el día, inclusive lo hacen a una mayor.

De noche uno debe mantener la velocidad por debajo del límite, y en caso de lluvia debe reducirse hasta en 50%. Hay que saber que en la noche se ve la mitad de lo que se ve en el día, y depende mucho de si hay o no iluminación en las calles y la calidad de luz con que iluminan los faros de tu automóvil. Los peatones, por ejemplo, se ven menos de noche, especialmente si traen ropa oscura. Es importante que las luces del vehículo estén bien alineadas, el no usarlas adecuadamente puede causar un accidente si deslumbras a otro conductor. Las altas sólo se implementan cuando se transita por carretera y no hay vehículos cerca.

Manejo a la defensiva 5

Unos más, otros menos

Conducir requiere estar en buen estado físico y mental, razón por la que se les debe de exigir cierta habilidad a todos los operadores de ambulancias y servicios de seguridad, por ejemplo. Sin embargo, este factor debería de ser exigido para todo aquel que maneje un vehículo. Cuando decimos un buen estado mental nos referimos a que en caso de estar cerca de un conductor violento, una mala forma de reaccionar sería comenzar un enfrentamiento; lo que se recomienda es dejarlo pasar, no verlo a los ojos e ignorarlo; lo mismo se debe aplicar a los conductores exhibicionistas: personas con necesidad de llamar la atención al manejar a altas velocidades o sólo con una mano, hacer ruido con sus bocinas o al quitar los silenciadores; lo recomendable es no ponerles atención. La negligencia es otro de los factores más peligrosos, se trata de los conductores perezosos e imprudentes que no revisan sus autos ni se concentran en conducir; éstos son los que más accidentes causan y la mayoría de las veces no salen afectados. Son los que cambian de carril sin avisar, haciendo que se frene el otro vehículo de golpe y se le estrelle el auto que iba tras de él, o que no ponen sus luces o triángulos cuando se les descompone el auto en un circuito y así causan una carambola.

Manejo a la defensiva 6

Saber es poder

Lo más importante es tener conocimiento sobre las vías, sobre el funcionamiento de tu automóvil dependiendo del clima, y de los reglamentos de tránsito. La habilidad es otro punto importante: se adquiere con lo anterior y la práctica. El último punto, y más crítico, es la capacidad de tomar decisiones, pues involucra el control del propio comportamiento para poder tomar la decisión más adecuada, aunque no siempre es la que más nos guste, sino la que no nos ponga en riesgo o a los demás.

 

Es por eso que un conductor defensivo será prudente al extremo y evitará todo exceso de confianza en sí mismo, su auto y en otro conductor. Cuando se maneja con lluvia existen diferentes situaciones que dependerán de la persistencia y fuerza de ésta. Aquí es importante mantener en buen estado el limpia parabrisas y tener un continuo monitoreo del desgaste de tus llantas. Cuando la lluvia sea fuerte deberás bajar la velocidad y encender las luces, aun siendo de día; no es para que tú veas, sino para que los otros te puedan ver. Muchos conductores quizá no sepan que cuando una vía está mojada existen más probabilidades de patinar, inclusive teniendo llantas en buen estado, pues la pérdida de la adherencia puede disminuir en 50%.

Manejo a la defensiva 7

Uno mismo

Para los operadores de ambulancias, al igual que los de tractocamiones, cada vez que salen tienen que hacer un chequeo de los niveles de aceite, líquidos de freno, presión de llantas, sistema eléctrico y estado de las luces. Bien puede que nosotros no vayamos a hacer un viaje de ocho horas o atravesar la ciudad ida y vuelta cinco veces al día, pero saber en qué estado se encuentra tu auto es primordial. Suficientes son las condiciones adversas que existen al salir a la calle como para que tu propio vehículo sea el peligro.

Manejo a la defensiva 8

IG

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas