Nuestros sitios
Comparte
Compartir

MINI E

Por: Redacción AutoBild 09 Abr 2018
Limpio y silencioso MINI me permitió realizar una prueba de manejo a la versión eléctrica de uno de sus modelos. Sorprende por la respuesta y la […]

					MINI E

Limpio y silencioso

MINI me permitió realizar una prueba de manejo a la versión eléctrica de uno de sus modelos. Sorprende por la respuesta y la movilidad en la Ciudad de México.

MINI E 0

La movilidad eléctrica se masifica poco a poco, cada vez es parte más importante del parque vehicular mundial.

Y es que, desde la primera mirada, me di cuenta que no se trata de un automóvil común y corriente, en parte por las calcomanías que lleva prácticamente por todo el auto; también, porque es raro no ver el mofle o tubo de escape y, sobre todo, porque no existe ruido alguno cuando lo tienes tan cerca.

Conejillo de Indias

Este video te puede interesar

Este Mini es una unidad de prueba y está enfocada para que universidades, sectores de gobierno y prensa, la prueben, y ver si este tipo de vehículos pueden ser sustentables en grandes ciudades donde el caos vial y la contaminación hacen pensar en una solución que sea viable para estos problemas. Lo primero es que no se trata de un modelo nuevo: para este “experimento” se utilizó uno 2005. De no ser por las calcomanías, es idéntico a cualquier otro Mini de este año.

MINI E 1

La instrumentación es igual al MINI de producción, pero tiene indicadores exclusivos de la versión E

Versión única

En el interior, los cambios son notorios, pues sólo tiene dos asientos: el del conductor y acompañante. En la parte trasera donde debería estar la banca corrida y la cajuela, hay un montículo donde van colocadas las baterías que le dan la energía al motor eléctrico. En el tablero de instrumentos también hay cambios, por ejemplo: el tacómetro donde generalmente se ven las revoluciones por minuto; va colocado el indicador de carga de las baterías, la autonomía y también en la parte superior de este reloj hay una luz roja que parpadea cuando se recarga. Por debajo del cofre está, como en todos los autos el motor, aunque éste es muy diferente, ya que es eléctrico y su disposición es diferente a la de un motor a gasolina.

MINI E 2

Por necesidad es un bi-plaza, toque deportivo que se aprecia.

A conducir

Al momento de poner el sensor y oprimir el botón de encendido empiezan los cambios, no hay nada de ruido, pero de inmediato veo el indicador de carga y me dice que ya está listo para circular; como pasa en casi todos los rubros, la primera vez es difícil y lo hago despacio: oprimo apenas el acelerador y el Mini ya se mueve; la segunda vez que acelero, oprimo fuerte el pedal y hasta rechinan las llantas, señal inequívoca de que posee un gran torque.

Es rarísimo manejar este auto, ya que podría decirte que es monopedal (a pesar de que tiene dos pedales, freno y acelerador) esto por que apenas al soltar el acelerador, el auto se empieza a frenar de inmediato. Esto se debe a que en cada rueda tiene un generador de electricidad para aprovechar cuando el auto desacelera, recobrar algo de carga y así, tener un poco más de rendimiento. En el velocímetro hay una serie de luces que me indican cuando pierdo carga y cuando la recupera, es decir cuando se recarga. Esto es muy útil para la conducción porque se torna más inteligente y efectiva.

MINI E 3

Alto voltaje. El motor sólo debe ser tocado por especialistas.

Prácticamente no tengo que frenar para que el auto disminuya la velocidad, pero esto no quiere decir que no se use el freno, ya que si por alguna situación de contingencia tengo que frenar, al pisar el pedal se detiene aún más rápido. Se que suena esto algo difícil pero al momento de manejarlo es muy sencillo y divertido.

Autonomía

Este Mini te puede llevar hasta 110 kilómetros (unidad probada con 100% de carga), el tiempo de recarga en un toma-corriente de cualquier casa es de 28 horas, es decir un poco más de un día en una toma de 110 volts. Eso sí para que el auto se cargue, los contactos deben de estar perfectamente aterrizados, sin esto el cargador marca error y no se cargaran las baterías; esto te puede sonar extraño pero en la mayoría de las casas de nuestro país no cuentan con dicha conexión a tierra.

Ahora, si en tu casa o negocio cuentas con una toma trifásica, el tiempo de carga puede variar entre 3 o 4.5 horas aproximadamente, dependiendo el amperaje que se tenga, es decir, si se cuenta con una toma trifásica de 240 volts y 32 amperes, solo se tarda 4.5 horas, pero si se tiene una toma de 240 volts y 48 amperes solo requiere 3 horas. Debido al espacio y ventilación de las baterías, no existe el área de carga y por tanto, este auto se vuelve más bien un juguete que una opción, porque aunque existen autos donde el espacio de carga es pequeño, siempre hay lugar para una maleta chica por ejemplo, y en este Mini eso no existe.

MINI E 4

Los viajes fuera de la ciudad quedan descartados por el momento. La recarga depende de la corriente en la casa.

Conclusión

El tiempo de recarga, más el espacio tan limitado, la baja autonomía y el precio de este tipo de unidades son factores que, desde mi punto de vista, hacen que sea el primer paso para dejar de utilizar combustibles derivados del petróleo y, en consecuencia, una solución a los problemas del calentamiento global, aunque por el momento falta mucho para la llegada de este tipo de vehículos.

MINI E 5

EP

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas