Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Peugeot Onyx

Por: Redacción AutoBild 09 Abr 2018
Obra del reciclaje Ni es ajeno a la idea de un auto futurista exclusivo; por el contrario, utiliza materiales reciclados en su construcción. Para el Onyx […]

					Peugeot Onyx

Obra del reciclaje

Ni es ajeno a la idea de un auto futurista exclusivo; por el contrario, utiliza materiales reciclados en su construcción.

Peugeot Onyx 0

Para el Onyx se utilizaron todo tipo de materiales reciclados y no contaminantes.

De la imaginación de un diseñador hasta su creación, y gran parte de este innovador automóvil, fue realizado con productos reciclados, una condición que demuestra la filosofía del fabricante al preocuparse por encontrar soluciones limpias, aplicables a la industria del automóvil; su espectacular presentación fue hecha en el pasado Auto Show de París 2012, donde se reúne lo mejor de lo mejor de la industria. Se conocerá como Peugeot Onyx Concept. El Onyx es un automóvil de altas prestaciones, equiparable a cualquier súper deportivo de actualidad, sólo que este Peugeot aprovecha la tecnología y materiales simples, con el firme propósito de aumentar la eficiencia.

Este video te puede interesar

La estructura de este león es diferente a lo convencional, debido a que sólo tiene 12 partes atornilladas entre sí. Estas piezas son de fibra de carbono y forman una estructura de monocasco con un peso muy bajo: 100 kilogramos. En el diseño del Onyx hay herencia de otros miembros de la familia Peugeot, como el toldo, tomado del RCZ con estas dos secciones con forma de bóveda y los arcos que sostienen a estos, así como el cristal que los recubre y que permite tener una experiencia de libertad al manejarlo donde lo desees. En general, el diseño tiene forma de una flecha muy afilada, que entra en simbiosis con los materiales y con el juego de colores que estos ofrecen, como los páneles laterales, que fueron tallados a mano en cobre y con acabado pulido de espejo. La belleza de esta sección está al natural y no tiene ningún recubrimiento, esto fue planeado así para que, con el tiempo, el material obtenga una pátina natural.

El resto de los paneles del auto son en fibra de carbono, pero se decidió pintarlos en negro mate, una combinación perfecta para lo que, hasta ahora, se ve como un auto perfecto. El diseño también tiene su lado funcional: desde el frente se direcciona el aire para alimentar al motor y para que el Onyx siempre vaya “pegado” al piso.

El interior

Dentro del Onyx se encuentra más del concepto monolítico, es decir, todo está formado de tal suerte que pareciera una sola pieza; los asientos son ejemplo de ello: a primera vista parecie- ra que no existen, pero al abor- dar este vehículo, te das cuenta que forman parte del piso y de la estructura, además son muy cómodos y ergonómicos. También se echó mano de materiales como el papel y cartón, que al ser trabajados de una manera especial, nos dan ese efecto de maderas en una tonalidad gris; al observar a detalle las vetas de este material, podemos encontrar los rastros de tintas de los periódicos reciclados. Esto se aplica al tablero y tiene por resultado elegancia y modernidad en una misma aplicación. El volante está recubierto también en fieltro y algunas partes del tablero son adornadas con inserciones de aluminio. El cuadro de instrumentos se encuentra colocado detrás del volante, y es aquí mismo donde se sitúa una pantalla en la que se ven las imágenes, generadas por tres cámaras que sustituyen a los espejos retrovisores. Las puertas son operadas mediante botones.

Peugeot Onyx 1

El interior nos recuerda a imágenes de ciencia-ficción.

La fuente de poder

El Onyx es un automóvil híbrido con dos motores: un V8 diesel de 3.7 litros de desplazamiento, que genera 591 hp, acoplado a una transmisión automática de 6 velocidades y, por otra parte, tiene un motor eléctrico que aporta 79 caballos más. Toda la potencia es dirigida a las ruedas traseras; si a esta potencia le agregamos que el peso total del Onyx es de 1,100 kilogramos, el resultado es una relación peso/potencia menor a los 2 kilos, por cada caballo de fuerza. Más allá de una estética impactante y revolucionaria, de materiales reciclados de bajo impacto en la naturaleza, de la calidad, de los avances tecnológicos y de una pasión por la innovación, Peugeot nos ha dejado con la boca abierta y demuestra que un Dream car así, muy pocos lo pueden hacer y acercarse a la perfección.

Peugeot Onyx 2

La potencia también fue prioridad para Peugeot. Muchos caballos, pocas emisiones.

EDUARDO PASTRANA

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño
Descarga AQUÍ el especial del mes BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas